Novedades

De La Plata a Naciones Unidas para pelear por la integración

 FECHA: 25 de Abril de 2016

Aunque sufre una parálisis que le impide comunicarse sin ayuda, Juan Cobeñas logró llevar su reclamo a Ginebra

El hecho de sufrir una parálisis cerebral que le imposibilita comunicarse sin ayuda no impidió que Juan Cobeñas hiciera oir su reclamo por el derecho a la vida independiente de las personas con discapacidad en el mayor foro mundial. Invitado por Naciones Unidas a participar en una jornada sobre el tema, el activista platense denunció en Ginebra la falta de políticas del Estado argentino para garantizar el cumplimiento de un derecho al que nuestro país se comprometió tras subscribir la Convención Internacional.

Juan Cobeñas, que integra la Asociación Azul por la vida independiente de las personas con discapacidad y estudia Letras en la UNLP, fue convocado junto a otros expertos por el comité de Naciones Unidas a cargo de monitorear la implementación de la Convención de los Derechos de Personas con Discapacidad por parte de los Estados firmantes, entre los que se halla nuestro país.

El encuentro, que tuvo lugar este martes en el Palacio de Naciones Unidas en Ginebra, tenía por finalidad elaborar un documento en torno al Artículo 19 de la Convención, donde se establece el derecho de las personas con discapacidades a elegir dónde y cómo vivir, así como también a contar con la asistencia personal, los servicios, los espacios y las instalaciones necesarias para participar de la vida en la comunidad. Y es que según informes remitidos a ese Comité, son numerosos los países que presentan serias falencias en su implementación.

Juan -quien por su discapacidad fue considerado alguna vez un chico “ineducable” y hoy va camino a doctorarse en lingüística- resaltó en su discurso la enorme barrera que significa para las personas con dificultades para comunicarse el hecho de vivir en países donde no están dadas las condiciones para que se respeten sus derechos y su voz.

“La actual falta de políticas que promuevan la vida independiente en muchos países afecta en especial a las personas con discapacidad intelectual, psicosocial, a las que tienen las más altas necesidades de apoyo y a las que son consideradas personas con discapacidad intelectual por sus dificultades sensoriales o motrices. Estos grupos tienen en común que sus voces no son escuchadas ni valorizadas”, señaló Juan.

Los Estados que están más atrasados en proveer apoyos para que las personas con discapacidades puedan llevar una vida independiente, como es el caso de Argentina y muchos otros países de Latinoamérica, deben promover y favorecer la organización de Centros de Vida Independiente, creados, conducidos y gestionados por personas con discapacidad”, propuso Juan frente a un auditorio compuesto por funcionarios y especialistas de todo el mundo.

No es la primera vez que Juan Cobeñas es convocado por Naciones Unidas a exponer su opinión sobre temas vinculados a la vida de las personas con discapacidad. Ya el año pasado había participado en Ginebra de unas jornadas en que se discutió el derecho a la inclusión educativa, Artículo 24 de la Convención Internacional.
 

Fuente: Diario El Día

 

Agradecemos al Diario El Dia esta nota muy clara, pero queremos señalar que la palabra que expresa el objetivo del movimiento de personas con discapacidad es INCLUSIÓN: integrar significa calzar en la sociedad tal cual está. Incluir significa que la sociedad cambia, dando la bienvenida y valorizando la diversidad, en relación no solo a las personas con discapacidad, sino a todas las que son excluidas. Lo que vivimos a diario nos demuestra que la sociedad tiene que cambiar, creemos que la inclusión de los excluidos en pie de igualdad con los demás sería un paso determinante de una sociedad mejor.

salud comunicacion
vida independiente